Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
19 noviembre 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
       Chismógrafo       Ocio       Viajes       Salud       Libros       Estilo       Tecnología       Gastronomía Ir a la portada de El Semanal Digital
  Buscar   Suscríbete a la Newsletter del Chismógrafo
Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+
INICIO -- LIBROS
SUEÑO O PESADILLA

Qué pasaría si las ciudades se construyesen a medida de las utopías

Inquietante, perturbadora, desafiante: la "urbogonía" del arquitecto Gheorghe Sasarman es una de esas aportaciones que comparten género y en todos brillan: ¿anticipación, terror, filosofía?

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
TODO UN DESCUBRIMIENTO
La introducción en España de la literatura de Gheorghe Sasarman llega con una extraordinaria y desasosegante obra, a medio camino entre la anticipación y el género utópico.
La introducción en España de la literatura de Gheorghe Sasarman llega con una extraordinaria y desasosegante obra, a medio camino entre la anticipación y el género utópico.
UN LUJO
Gheorghe Sasarman. La cuadratura del círculo. Falso tratado de urbogonía. Relatos fantásticos. Traducción, introducción y notas de Mariano Martín Rodríguez. Ilustraciones de Horea Flamand. Capitulares de Gheorghe Sasarman. La Biblioteca del Laberinto. Madrid, 2010. 182 pp. 17 €
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 ¿Vale la pena defender la democracia perdiendo libertad?

 Derecho a insultar, deber saber hacerlo, impotencia de la ironía

 El movimiento conservador español avanza en consistencia programática

 España, historia de una resurrección europea y cristiana

He aquí una de esas obras que justifican una labor editorial, en este caso de La Biblioteca del Laberinto, porque ofrecen algo al público que, sin su apuesta decidida por la calidad y la originalidad, quizá no conoceríamos nunca.

Es el caso de La cuadratura del círculo, que Gheorghe Sasarman, rumano de 1941 actualmente con nacionalidad y residencia alemanas, escribió en 1971 y publicó primero en Rumanía (en 1975, con la mitad del libro suprimida y el resto censurada) y dos décadas después en Francia (en 1994, ya la versión por fin íntegra), y que aparece ahora en español. Y está en marcha la edición inglesa, señal de que en la pluma de este autor, nacido en 1941, late ese cosmopolitismo de las literaturas del este del que comenzamos a tener noticia tras la caída del Muro, por una doble vía: los autores de entreguerras, que participaban de la unidad cultural europea hasta que quedaron olvidados por la partición política; y los autores de postguerra y los que fueron surgiendo tras el Telón, obliterados por el oficialismo o por la represión.

Como toda obra con genio, esta de Sasarman no se deja encasillar, aunque sí describir: estamos ante treinta y seis historias sobre sendas ciudades imaginarias, escritos muy breves de poderosa fuerza descriptiva y narrativa, que dibujan escenarios a medio camino entre la claustrofobia propia del terror, la anticipación utópica o ucrónica y la mitología. El autor ha concebido el texto como un todo literario y visual, con dibujos a modo de capitulares que intentan transmitir, si no la forma de la polis, sí al menos las sensaciones que produce, y las ha bautizado con idéntico fin: Homogenia, Sinurba, Verticity, Oldcastle o Arcanum dan cuenta de la razón de ser de los pueblos que las habitan, o de las características que fuerza en ellos su propia forma de sentir la arquitectura.

Sasarman, arquitecto, quiere decirnos algo, obviamente. Nos habla desde la creación pura de un mundo propio, pero no nos deja sin referencias: en La cuadratura del círculo introduce a Ícaro o Dédalo, a Dulcinea o a Edgar Allan Poe, incluso un trasunto bíblico, con una ciudad, Vavilón, escenario de la orgía y de la crueldad, un "señorío de la igualdad" donde, como en la fábula de George Orwell, la estratificación es absoluta.

Conocedor del "socialismo real", nuestro autor parece advertirnos contra hábitats diseñados, planificados, contra formas de convivencia en donde "lo colectivo" de hoy o "las generaciones" de ayer nos marcan el destino con calles y paredes o incluso, como en Poseidonia o Noctapiola, con inquietantes rituales subacuáticos.

La cuadratura del círculo es de esas obras que consagran a un escritor, no en el sentido de alcanzar famas u honores, sino en el sentido de que, una vez leído, queda el agradecimiento a quien nos ofreció su lectura, y la comezón de buscar qué más ha ofrecido a la imprenta su sutil imaginación.

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

ÚLTIMA HORA

Titulares

Ocio

Viajes

Gastronomía

Salud

Libros

PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore