Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
19 noviembre 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
       Chismógrafo       Ocio       Viajes       Salud       Libros       Estilo       Tecnología       Gastronomía Ir a la portada de El Semanal Digital
  Buscar   Suscríbete a la Newsletter del Chismógrafo
Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+
INICIO -- LIBROS
SENTIMIENTOS A FLOR DE PIEL

La historia de un amor frustrado bajo el terror del Frente Popular

"La hija del ministro" es la última novela de Miguel Aranguren: excelente narración sobre una familia tan monárquica como poco cortesana, firme en sus lealtades en el Madrid de la República.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
Miguel Aranguren. <i>La hija del ministro.</i> La Esfera de los Libros. Madrid, 2009. 506 pp. 22 €
Miguel Aranguren. La hija del ministro. La Esfera de los Libros. Madrid, 2009. 506 pp. 22 €
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 El hombre para el que no había ni respuestas ni repuestos

 El más angustioso "thriller" de Michael O´Brien recuerda la España de Zapatero

 Indagan en los entresijos que esconde el torero republicano

 El mejor economista de España hace historia de la crisis: será la peor

Recuerdo pocos arranques de una novela tan efectivos como las dos páginas que abren La hija del ministro: una dramática carta que le dirige Pablo Paraná a su hija Elvira en 1940 y que mete de bruces al lector en la historia de esa familia, con un incontenible deseo de saber cuál fue el origen de la tragedia que vive la joven.

Y tardará en saberlo: inmediatamente después nos encontramos con Elvira anciana en el Bilbao de hoy día, y con una historia por desvelar que nos llega de la mano de Nelsy, la mujer ecuatoriana que la cuida y que descubrirá (¿por casualidad, o guiada imperceptiblemente por su señora?) los textos que conforman la obra.

Miguel Aranguren vuelve a demostrar un talento narrativo poco común al trasladarnos veinte años en la vida de los Paraná con tanta sencillez como intensidad. No es fácil conseguir que el lector se familiarice con los quince miembros de la familia (doce hermanos, sus padres y el abuelo Facundo) y llegue a singularizarlos y a establecer una particular relación con cada uno de ellos: ahí se detecta un escritor de altura.

Que es, además, buen analista del entorno histórico en el que sitúa la trama: aunque Elvira es el centro en torno al que gira el argumento, su padre es otro personaje decisivo, en cuanto alto funcionario durante el reinado de Alfonso XIII, de cuyo último gobierno antes del exilio acabará formando parte. A través de los avatares profesionales y políticos de Pablo Paraná, La hija del ministro nos presenta el cáncer del amiguismo y la superficialidad en el juicio político que corroyeron a la monarquía en sus estertores, al mismo tiempo que el sectarismo de los nuevos mandarines republicanos hacía inviable el proyecto desde el mismo 14 de abril de 1931.

Don Pablo es un hombre de estricta honestidad, bien consciente de los riesgos que implica la cercanía a Palacio, sobre todo para su familia, que por rango aristocrático podría con fundamento aspirar a ella. Y de hecho sus hijos llegan a gozar del favor real (Elvira se enamora fugazmente de Don Juan), hasta que el patriarca de la familia saja por lo sano, con argumentos que muchos cortesanos de menor estatura moral deberían haber atendido en los años treinta... y también hace treinta años: "¿Es que pretendes que Nachete, Petra, Elvira y Julia revienten de codicia ante todo lo que disfrutan los hijos de don Alfonso? Si les frecuentan, terminarán mendigando las cosas que no van a encontrar entre estas paredes", argumenta Pablo ante Facundo, que aspira a que la familia recobre los antiguos privilegios de la augusta compañía.

Al tiempo que nos implica en los avatares de los Paraná, en sus enlaces matrimoniales, sus momentos de dolor o las diferencias con sus amigos, y mientras llega a sus vidas la figura decisiva de Ventura Orduña, Aranguren introduce en la trama a personajes reales de la vida pública, desde el mismo Alfonso XIII hasta Francisco Largo Caballero, José Ortega y Gasset o Francisco Franco. España camina hacia el abismo por el radicalismo de la izquierda y la banalidad del monarca, y el terror estallará en Madrid en 1936 en forma de orgía de sangre: al fin sabremos entonces los porqués de la misteriosa historia de Elvira con la que arranca el volumen.

En tiempos de "memoria histórica", La hija del ministro es un buen recordatorio de esa parte de la historia que algunos querrían olvidar. Pero sería injusto quedarse en esa cáscara política -digámoslo así- sin valorar como merece la trama en sí misma y la habilidad narrativa del autor, que nos mantiene atados al papel: no para conocer la tragedia que desató en España el Frente Popular (eso ya lo sabemos), sino la que golpeó tanto el corazón de Elvira, que no encontró alivio para el dolor ni en su momento postrero.

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

ÚLTIMA HORA

Titulares

Ocio

Viajes

Gastronomía

Salud

Libros

PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore