Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
Ir a la portada       España       Mundo       Economía       Motor       Medios       Deportes separador     Blogs       Reportajes separador Ir a Chismógrafo
   Galería de fotos · Hemeroteca · RSS · El tiempo · Traductor
  Buscar  
Síguenos Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
19 junio 2018. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
INICIO -- MEDIOS
NUEVO DIRECTOR GENERAL EDITORIAL

Xavier Horcajo: "Intereconomía tiene planes importantes para este año"

El grupo de Ariza tiene previsto que esta temporada sea la del "gran salto adelante". Y para ello el economista y periodista conocido por "Más se perdió en Cuba" va a ser un puntal.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
La labor de Xavier Horcajo como director general editorial de Intereconomía consistirá en coordinadar los medios del grupo y nutrirlos de contenidos.
La labor de Xavier Horcajo como director general editorial de Intereconomía consistirá en coordinadar los medios del grupo y nutrirlos de contenidos.
Su despacho de la primera planta de la sede de Intereconomía en el madrileño Paseo de La Castellana es un trajín de personas. La pecera de Xavier Horcajo, pegada a la redacción principal del grupo en que trabaja y que linda con la de Carlos Dávila, ve un continúo movimiento que obliga a interrumpir la entrevista en varias ocasiones. Cosas del trabajo. Es lo que tiene entrevistar a periodistas...

Pero hasta eso sirve para poder observar con detenimiento que una parte de la pared está forrada con páginas firmadas por Horcajo en El País, hace ya unos cuantos años. Alrededor de una foto imagen de la devastación absoluta -la carretera que unía Irak y Kuwait tras el pasado de los cazabombarderos estadounidenses en la Guerra del Golfo de 1991- se agolpan los nombres de Javier de la Rosa, Pasqual Estevill o un Maragall, aún alcalde de Barcelona y que no podía presagiar el abrupto final de su carrera política, que ponía balance positivo a los Juegos Olímpicos de 1992. El hombre que firmaba aquellas crónicas es el mismo que apenas tres días antes ha sido nombrado director general editorial de Intereconomía. Una mesa flanqueada por las memorias de Willy Brandt y sendos tomos de historia de Raymond Cartier es el escenario de la entrevista.

- Veamos, ¿en qué consiste la labor que va a desempeñar tras su nombramiento?

Coordinar, reforzar e inspirar contenidos informativos para todas las disciplinas del grupo -prensa, radio, televisión, Internet- ya que cada vez es más necesario organizar esos medios. Para ello se ha creado esta Dirección General.

- ¿Entonces se trata, básicamente, de buscar sinergias dentro de los medios de Intereconomía?

Sí, es un trabajo de hacer sinergías pero también de buscar contenidos diferenciales y de calidad.

- ¿Y no es una labor difícil la de poner a marcar el mismo paso a tanto medios, aunque pertenezcan al mismo grupo?

Sin duda es difícil. Lo fue hacerlo entre Internet, radio y televisión y lo será también al incluir nuevas patas al territorio común de Intereconomía. Pero creo que en el mundo de la comunicación los periodistas tenemos que entender que ya está suficientemente complicada la supervivencia y que la solución pasa por convertirnos en trabajadores multimedia. Hace algunos años era difícil hablar de esto: todo el mundo decía que las sinergias eran un fracaso. Sin embargo hay casos como el nuestro que demuestran que eso es falso. Además, el avance tecnológico también ha contribuido a hacerlo posible.

- Usted ha hablado de contenidos diferenciales. ¿Cree que son indispensables para el crecimiento de un grupo como el suyo?

En buena medida sí. Intereconomía se caracteriza por dar su sabor a las cosas, y eso va a seguir siendo así. Lo mismo va a suceder con la investigación, que vamos a reforzar. Creo que la vía para conseguir aumentar la audiencia es ofrecer cosas nuevas, propias y trabajadas con un estilo y una manera de hacer que en esta casa son muy claras. De hecho, generamos también contenido editorial para que se sepa lo que pensamos de ciertos temas.

- ¿Y cómo definiría esa línea editorial?

Pues dirigida a un público de centro-derecha que está muy cabreado con la corrupción y que tiene una vinculación socio-cultural y emocional con una España católica. Por ejemplo, nosotros hemos sido muy claros a la hora de combatir el negocio del aborto, su práctica clandestina, etc. O a la de denunciar la cacería de Mariano Fernández Bermejo, Baltasar Garzón y el comisario José Antonio González. Incluso más casos, como el de Antxo Quintana, entonces vicepresidente del Gobierno gallego, tomando el Sol en el yae de un constructor favorecido por el Ejecutivo al que pertenecía el primero. Además vamos a tener muy presente la necesidad de regeneración democrática y política de este país, que es uno de nuestros objetivos principales: que los españoles puedan volver a creer en la democracia y sus instituciones. El caso más claro es el de las escuchas: a todos nos parece normal que nos espíen. Incluso parece que no eres nadie si no te pinchan el teléfono.

- Con esa línea habrá habido consecuencias...

Por supuesto. Pero creo que hay que decir las cosas valientemente y cuando se hace con argumento el resultado suele ser bueno. La gente respeta ese reto ante lo políticamente correcto. Esto último y las ansias de los partidos políticos han acabado por adormecernos a todos y convertirnos en una sociedad muy poco libre.

- Por cierto, ¿puede contar alguna de las principales novedades de Intereconomía de cara a esta nueva temporada?

El grupo tiene planes editoriales importantes, algunos de los cuales tienen que ver con la prensa escrita. No puedo comprometer más allá de eso por ahora, pero, evidentemente, tenemos algún plan en esa línea. De momento, ya hemos puesto en marcha otros: desde este mes Radio Interecontinental, la Inter, se ha incorporado de lleno al grupo con una personalidad que irá adaptándose. Así, ha arrancado el programa que dirige Eduardo García Serrano, Buenos días, España, un informativo matinal que arranca a las 7 de la mañana hasta las 10 y con el que queremos estar presentes en eso que es la guerra de las radios por la mañana.

- Ya que menciona a la Inter, dos preguntas: ¿va a integrarse plenamente en Intereconomía Radio y hay planes de expansión a nivel nacional?

Lo que queremos es mantener dos marcas en radio, la Inter e Intereconomía Radio. En cuanto a la expansión, sí, estamos estableciendo alquileres y compras de señales para llegar a toda España. Por ahora ya tenemos dos emisoras en Barcelona y una en Valencia.

- ¿Y en cuanto a la televisión?

La principal es que el próximo día 21 se incorpora Manuel Torreiglesias, que es una novedad bastante importante.

- Hablemos de su trayectoria profesional. Su formación principal es la de economista. ¿Cómo cambió ese mundo por el periodístico?

Empecé a estudiar Económicas y Periodismo con sólo un año de diferencia. Siempre he sido un apasionado del Periodismo. La vida me llevó a trabajar en alguna entidad financiera y en auditoras. Entonces eran años en que era muy difícil abrirse paso como periodista -no es que ahora no lo sea pero al menos hay más medios-, casi un sueño imposible que logré alcanzar. Conste que continúo siendo un enamorado de la Economía, sobre todo porque cada vez la veo como una ciencia de lo más influyente.

- ¿Algún maestro reconocido en Periodismo?

No me siento hijo periodístico de nadie. Lo único que hecho en falta es ese periodismo de investigación que se hacía en España hace veinte años. Los editores han tenido que establecer relaciones difíciles y complejas con financiadores que entraran en nuevos proyectos y eso afectó a la investigación periodística, la que contaba quiénes eran Roldán, Estevill, De la Rosa o el GAL. Por otra parte, los que han seguido dedicándose a ello han perdido un poco el Norte. El ejemplo más claro es el de la publicación de cintas obtenidas de un procedimiento al que no han tenido acceso las partes. Las gargantas profundas que entregan paquetes envenenados con intereses oscuros han ganado la batalla.

- Por cierto, y para terminar, ¿qué va a pasar con Más se perdió en Cuba? ¿Le afectará su nuevo cargo?

Voy a intentar continuar todo el tiempo que pueda. Estoy muy encariñado con el programa y tiene una audiencia estupenda que se merece que me sacrifique por ellos hasta donde sea razonable. La verdad es que me divirerte mucho ese contacto con los televidentes.

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
ÚLTIMA HORA+ TITULARES
LO MÁS VISTO+ TITULARES
1. El gurú independentista Sala i Martin sale trasquilado por un tuit miserable de París
2. Un video de "Le Monde" da idea de la angustia de Griezmann por su hermana
3. El gorro del director de La Sexta causa furor en una noche de infarto televisivo
4. El abandono de menores de Cayetano Rivera le amarga la luna de miel
5. Los Contreras hacen caja a costa de deslucir la boda de Cayetano Rivera
6. Tres españoles más en la lista de fallecidos de los atentados de París
7. Piqué mete en un aprieto a la grada del Rico Pérez y obra el milagro
8. Pérez-Reverte pone el dedo en la llaga de la cobardía europea
9. España también paga el zarpazo terrorista en París con una víctima
10. La polémica revolotea en torno al ansiado testamento de Lina Morgan
PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore