Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
Ir a la portada       España       Mundo       Economía       Motor       Medios       Deportes separador     Blogs       Reportajes separador Ir a Chismógrafo
   Motor · Tecnología · RSS
  Buscar  
Síguenos Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
23 mayo 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
INICIO -- ECONOMÍA
IMPUESTOS

El truco del conejo y la chistera energética

El Fondo Monetario Internacional aconsejaba elevar los impuestos sobre la energía "para reducir la fiscalidad laboral". O sea, dejar en ropa interior a los trabajadores.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
El truco del conejo y la chistera energética

El FMI utiliza la técnica del ilusionista: producir efectos ilusorios y aparentemente mágicos consiguiendo dirigir la atención del espectador hacia donde interesa al mago.

 

"Estimado público, señoras y señores. ¿Ven este conejo disfrazado de impuesto laboral? Lo meto en la chistera de impuesto energético y... tachannnn".

 

El mago introduce la mano y saca un pequeño y adorable cachorrillo.  ¿Ha desaparecido el conejo? No. Ha cambiado de sitio. Ahora está escondido en la caja del impuesto energético: impuestos sobre la producción y almacenamiento de residuos radioactivos, canon a la generación hidroeléctrica, céntimo verde –que vale por tres: gas natural, carbón y gasóleo–, Impuestos sobre la venta de energía eléctrica –6% de la factura–, IVA...

 

La patronal eléctrica, UNESA, calcula que 58€ de cada 100€ del recibo de electricidad son impuestos. En ellos incluyen las primas a las renovables y otras subvenciones. Son tasas altas e injustas, pues graban de la misma manera a ricos y pobres por un bien, además, de primera necesidad.

 

Pero situemos los datos en perspectiva: hay "países de nuestro entorno" con mayor fiscalidad energética. Cierto. Y el coste de la producción energética es mayor en España que en otros. También cierto, aunque debido en gran medida a decisiones políticas, como el veto a la construcción de nuevas centrales nucleares y el apoyo a las energías limpias.

 

Sin embargo, según Eurostat, España era en 2014 el cuarto país con la factura más alta de Europa, por detrás Dinamarca, Alemania e Irlanda, mientras ocupaba el decimotercer puesto en costes laborales.

 

La situación es preocupante, hasta el punto de que la Unión Europea ha incluido el concepto de pobreza energética en sus estudios: la incapacidad de un hogar de satisfacer una cantidad mínima de servicios de la energía para sus necesidades básicas. Según el estudio elaborado por la Asociación de Ciencias Ambientales, confeccionado con datos de 2012, la pobreza energética afectaba al 9% de los hogares españoles, incapaces de mantener su vivienda a una temperatura adecuada durante el invierno. ¿A cuántos hogares afectará en 2015? ¿Sorprende a alguien el grado de cabreo general y el rechazo a los que nos han gobernado durante la última década? No es un problema de comunicación: aunque nadie entienda el recibo de la luz todos sentimos cómo se vacían nuestros bolsillos.

 

El FMI aconseja subir los impuestos a todos, a través de un bien de primera necesidad, para rebajarlos a una parte, la población activa. Dudamos de que esta fórmula reactive la economía, pero seguro que el Estado recaudará más. ¿Se equivoca el FMI? No. Vela por sus intereses: las cuotas de los estados miembros.

 

Y para los curiosos, desvelaremos el secreto del mago mentado al principio. ¿Dónde está el truco? En que antes solo había un conejo, y ahora hay dos. Porque el adorable gazapo en poco tiempo será tan grande como su compañero.

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
ÚLTIMA HORA+ TITULARES
LO MÁS VISTO+ TITULARES
1. El gurú independentista Sala i Martin sale trasquilado por un tuit miserable de París
2. Un video de "Le Monde" da idea de la angustia de Griezmann por su hermana
3. El gorro del director de La Sexta causa furor en una noche de infarto televisivo
4. El abandono de menores de Cayetano Rivera le amarga la luna de miel
5. Los Contreras hacen caja a costa de deslucir la boda de Cayetano Rivera
6. Tres españoles más en la lista de fallecidos de los atentados de París
7. Piqué mete en un aprieto a la grada del Rico Pérez y obra el milagro
8. Pérez-Reverte pone el dedo en la llaga de la cobardía europea
9. España también paga el zarpazo terrorista en París con una víctima
10. La polémica revolotea en torno al ansiado testamento de Lina Morgan
PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore