Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
25 junio 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
       Chismógrafo       Ocio       Viajes       Salud       Libros       Estilo       Tecnología       Gastronomía Ir a la portada de El Semanal Digital
  Buscar   Suscríbete a la Newsletter del Chismógrafo
Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+
INICIO -- GASTRONOMÍA
¡PARA MORIRSE!

La tarta definitiva para Halloween: el cerebro de The Walking Dead

Lo mejor no es el aspecto tan logrado que tiene, lo mejor es lo increíblemente fácil que es su procedimiento. Ojo. Fácil pero laborioso. Si lo que queremos es sorprender, merece la pena.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
La tarta definitiva para Halloween: el cerebro The Walking Dead  - CHISMÓGRAFO
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 Llega Halloween: bizcocho de calabaza tradicional para aprovechar restos

Ingredientes:

Además de fondant y mermelada de frambuesa roja concentrada para la decoración, necesitaremos un bizcocho Red Velvet. Si no nos queremos complicar mucho con la elaboración de la tarta, podemos acudir a una tienda de repostería americana especializada o a la sección de repostería de los grandes supermercados y comprar un paquete de preparado para Red Velvet, acelerar el proceso y abaratar el coste.

Elaboración:

Una vez tengamos el bizcocho a temperatura ambiente, lo colocaremos sobre una superficie y con un cuchillo afilado comenzaremos a tallarlo para darle la forma básica del cerebro.

A continuación, cubriremos la superficie con una primera capa de buttercream y lo llevamos a enfriar a la nevera hasta que endurezca un poco al tacto. Repetiremos el proceso una vez más y procedemos con el fondant*.

*Con el fondant sucede lo mismo que con el bizcocho, casi nunca se elabora el fondant de manera casera, pues además de tiempo, resulta más caro que comprarlo en tiendas especializadas. Pregunta por la marca que más se llevan y no tendrás problemas.

El color carne o beige del cerebro lo conseguiremos tiñendo fondant blanco con unas gotas de colorante alimenticio amarillo y un poco de colorante negro (un poco sólo, no nos vayamos a pasar). Después de amasarlo un buen rato, se elaboran rollitos de unos 20-30 cm que se irán enrollando de manera improvisada en el bizcocho, dando la forma rugosa que conforman los lóbulos del cerebro.

Por último, cogemos una brocha y pringamos concienzúdamente con mermelada cada centímetro de la superficie de nuestra tarta, haciendo hincapié en cada hueco que veamos, especialmente, la división central.

¡El resultado es para morirse!




IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

ÚLTIMA HORA

Titulares

Ocio

Viajes

Gastronomía

Salud

Libros

PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore