Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
25 junio 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
       Chismógrafo       Ocio       Viajes       Salud       Libros       Estilo       Tecnología       Gastronomía Ir a la portada de El Semanal Digital
  Buscar   Suscríbete a la Newsletter del Chismógrafo
Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+
INICIO -- LIBROS
EN SU ÚLTIMO LIBRO

Santi Abascal marca el camino a la derecha que no se resigna a morir

El líder de Vox presentó sus conversaciones con Kiko Méndez-Monasterio agrupadas en un volumen con un título provocativo y cargado de intenciones: "Hay un camino a la derecha".

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
Relacionado con:
Abascal marca el camino a la derecha que no se resigna a morir - CHISMÓGRAFO
Ni zambra ni revuelo en la cacharrería del Ateneo para la presentación de Hay un camino a la derecha, el libro de conversaciones entre el presidente de Vox, Santiago Abascal, y el periodista Kiko Méndez-Monasterio, iniciativa de la editorial Stella Maris.

Por el contrario, mucha tranquilidad, aplausos y la principal sala del Ateneo de Madrid llena de gente. El único boicot fue fruto de la megafonía y de los estridentes pulmones de la hija pequeña del político, Jimena, que con sus "¡papá!" decoró un acto de lo más pintoresco. "Este incordio de la niña no es culpa mía ni de mi mujer sino de los políticos porque ahora está prohibido darles un cachete", aseguró el padre para quitar hierro.

Ante un público en el que se encontraban, además de familiares de Abascal, dirigentes de Vox como Javier Ortega, Enrique Cabanas, Rocío Monasterio o Iván Espinosa de los Monteros; la hija de la fallecida Ana Vidal-Abarca, Ana Velasco; o la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, el veterano sociólogo Amando de Miguel abrió el fuego de la presentación.

Ataviado con un peculiar uniforme multiforme, que diría Eugenio D´Ors, americana, corbata y botas de montaña, De Miguel resaltó el "título provocativo" de la obra y lo extravagante del propio libro porque "los de conversaciones son un género muy raro en España".

Por su parte, Méndez-Monasterio apuntó cómo la derecha es algo al alza en Europa enumerando ejemplos. "Los Pirineos no son el muro de hielo de Juego de Tronos", auguró. Pero lo más importante, en su opinión, es que Abascal "es un hombre decente, lo que en el mundo de la política y de los medios le hace un rara avis".

El hombre que reivindica una esencia de derechas -que es, en gran medida de lo que trata el libro, con referencias culturales y cinematográficas incluidas- resaltó cómo le importan tres pepinos los complejos.
 
Así, recordó que algunos habían querido cambiar el título del libro porque era el eslogan del partido de Blas Piñar en 1987 o la fecha de presentación porque coincidía con la de la fundación de la Falange. "Sólo faltaba que contribuyéramos a los estigmas", afirmó.

Precisamente estas conversaciones buscan desacomplejar a la derecha española: "¿Por qué un señor no puede haber militado en Fuerza Nueva y si haber sido dirigente del PCE o verse rehabilitado de su papel en la masacre de Paracuellos?" "Los complejos, con nosotros, se han acabado", zanjó.

"La anomalía es que sólo hay centro e izquierda en España. Por eso apelar a la derecha es un gesto de rebeldía", aseguró levantando los aplausos del público. Un personal que también rompió a aplaudir cuando criticó a los "no tiene alma, no tienen ideas porque sólo son gestores". O al afirmar que "la unidad de la Patria es un bien real y hay que defenderla caiga quien caiga, con todas sus consecuencias".

Por eso pidió el voto para Vox, no tanto por el escaño como para tener "la tribuna de oradores" y poder pedir el cumplimiento de la Constitución, incluyendo la aplicación del artículo 155, porque "la unidad de la Patria es más sagrada que la Constitución" y que Artur Mas es un "traidor" que en cualquier otro país ya estaría en la cárcel.

Abascal también pidió recordar que "nuestros parados son nuestros refugiados" frente a la solidaridad de los que piden tirar vallas "y viven protegidos por altos muros en sus chalets de lujo".

"Se silencia a media España que no se resigna a morir políticamente", denunció el de Vox, que tiró una puntada a Albert Rivera: "Nos gusta desnudarnos y no sólo en los carteles". Y así marcó su camino a la derecha entre aplausos.



IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

ÚLTIMA HORA

Titulares

Ocio

Viajes

Gastronomía

Salud

Libros

PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore