Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
25 junio 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
       Chismógrafo       Ocio       Viajes       Salud       Libros       Estilo       Tecnología       Gastronomía Ir a la portada de El Semanal Digital
  Buscar   Suscríbete a la Newsletter del Chismógrafo
Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+
INICIO -- VIAJES
MAESTRA DE ORACIÓN

Santa Teresa de Jesús, una entrega real a Dios

Edades del Hombre 2015 se ocupa hasta el mes de noviembre de dibujar las ciudades de Ávila y Alba de Tormes con los momentos más mágicos de la vida de esta Santa.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
Santa Teresa de Jesús, una entrega real a Dios - CHISMÓGRAFO
"He cometido el peor de los pecados, quise ser feliz". Estas eran las maravillosas palabras con las que durante el S. XVI encandilaba a la población la escritora española más mística, Santa Teresa de Jesús. Nació en Ávila el 28 de marzo de 1515, y desde muy pequeña manifestó interés por las vidas de los santos y las gestas de caballería. Así, a los 6 años, llegó a iniciar una fuga junto con su hermano Rodrigo para convertirse en mártir en tierra de moros, pero la operación no salió como se esperaba: fue frustrada por su tío, que lo descubre aún a vista de las murallas.

Su madre muere en 1528 y Santa Teresa de Jesús pide entonces a la Virgen que la adopte como hija. No obstante, sigue siendo "enemiguísima de ser monja". Pero a pesar de todo, la vocación religiosa se le va planteando como una alternativa a medida que se hace mayor. Cabe la casualidad de que una amiga suya ingresa en La Encarnación, lo que hace que mantenga conversaciones tendidas que le llevan al convencimiento de su vocación.

De esta manera, Santa Teresa de Jesús ingresa en La Encarnación en 1535, con la oposición de su padre, y es allí donde comienza a entregarse a Dios y vivir una vida totalmente religiosa, dejando atrás las maravillosas alternativas que le ofrecía el mundo. En la cuaresma del 54, llora ante Cristo pidiéndole fuerzas para no ofenderle.

Desde ese momento, su oración mental se llena de visiones y estados sobrenaturales. Es entonces una visión muy viva y terrible del infierno la que le produce el anhelo de querer vivir su entrega religiosa con todo su rigor y perfección, llevándola a la reforma del Carmelo y la primera fundación. A partir de entonces, su vida se redujo en la construcción y organización de las diferentes fundaciones, que le hace sufrir en más de una ocasión hasta llevarla a la muerte.

Santa Teresa de Jesús muere sin haber publicado ninguna de sus obras, sin haber logrado fundar en Madrid, a pesar de su ilusión, sin haber separado la orden de descalzos de la de calzados y con dudas sobre si sus monasterios se podrían mantener con el espíritu que ella infundió.

En definitiva, la vida de Santa Teresa de Jesús es fiel reflejo de lo que avisaba a sus monjas: que las gracias recibidas en la oración son para darnos fuerza en servir a los demás.

Edades del hombre 2015

Toda esta fantástica historia está siendo adoptada por la fundación Edades del Hombre, que con el título "Teresa de Jesús: Maestra de oración" quiere homenajear desde el mes de marzo a la emblemática Santa. Se trata de una admiración, que durará hasta el mes de noviembre y que recuerda los momentos más importantes de la vida de Teresa de Jesús, una de las figuras más relevantes de la Iglesia.

Edades del Hombre 2015 recoge por primera vez en la historia una celebración en dos sedes distintas. Lo hace en Ávila, ciudad que vio nacer a Santa Teresa, y en Alba de Tormes, que la vio morir. Esta novedad convierte al evento en un acontecimiento que gana en complejidad, pero que tiene más atractivo para el visitante.

Todo comenzó el pasado lunes 23 de marzo con un acto de apertura en el que estuvo presente la Reina Sofía, que se acercó a las dos localidades castellanas a dar el pistoletazo de inicio de esta exposición dedicada a Santa Teresa de Jesús. Lo hizo primero en Ávila, con la visita a las tres sedes que acogen la iniciativa: la Capilla de Mosén Rubí, el Convento de Nuestra Señora de Gracia y la Iglesia de San Juan Bautista.

Las Edades del Hombre 2015 se dividen en cinco capítulos, de los que los cuatro primeros se celebran en la capital abulense. "Os conduje a la tierra del Carmelo" sería el primero y puede verse en el Convento de Nuestra Señora de Gracia, donde Alonso de Cepeda internó en 1531 a su hija Teresa en contra de su voluntad, con la idea de que madurase y se formase. Su estancia sería interrumpida en el otoño de 1532 por una grave enfermedad que la lleva a regresar a la casa de su padre.

Esta exposición entonces recoge los orígenes de la orden en que ingresó Santa Teresa de Jesús en 1535. Si seguimos con su historia, el segundo y tercer capítulo dejan verse en la Capilla de Mosén Rubí. Con la exhibición de "En la España de la contrarreforma" y "Las pobres descalzas de Teresa", la Capilla muestra el momento histórico religioso, centrado en la contrarreforma, que vivió Teresa de Jesús y la orden que fundó posteriormente.

Por último, el cuarto capítulo que se expone también en Ávila se puede ver en la Iglesia de San Juan Bautista para explicar la meditación, la oración y la búsqueda de Cristo que siguió Teresa de Jesús a través del Evangelio. Esta iglesia es una de las más antiguas de intramuros de la ciudad y, por lo tanto, la mejor elección para bautizar a la Santa en el año 1515.

Vista en la capital abulense los momentos más relevantes de la Santa, pasamos a Alba de Tormes para terminar una de las historias de más espíritu de lucha y bondad. Por lo que respecta a la última ciudad de Teresa de Jesús, tiene un protagonismo menos en esta historia de Edades del Hombre 2015, pero que es importante porque la ciudad le vio morir. Esta es la razón por la que el último y quinto capítulo se traslada de Ávila hasta aquí y se asienta en la Basílica de Santa Teresa que en un principio se construyó con la idea de albergar en este lugar los restos de la Santa, convirtiéndolo en centro de peregrinaje.



IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

ÚLTIMA HORA

Titulares

Ocio

Viajes

Gastronomía

Salud

Libros

PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore