Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
25 junio 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
       Chismógrafo       Ocio       Viajes       Salud       Libros       Estilo       Tecnología       Gastronomía Ir a la portada de El Semanal Digital
  Buscar   Suscríbete a la Newsletter del Chismógrafo
Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+
INICIO -- LIBROS
EL AÑO CRUCIAL

¿Quién estaba interesado en ocultar los orígenes familiares de Hitler?

La incursión literaria de Javier Ruiz Portella en los prolegómenos del triunfo nazi reivindica un movimiento injustamente olvidado, la "revolución conservadora" alemana de los años treinta.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
LO QUE SE QUERÍA EVITAR
Hitler ante Hindenburg tras ganar las elecciones y antes de hacerse con el poder total.
Hitler ante Hindenburg tras ganar las elecciones y antes de hacerse con el poder total.
ACCIÓN EN ENTREGUERRAS
Javier Ruiz Portella. El escritor que mató a Hitler. Áltera. Madrid, 2013. 295 pp. 17,50 €
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 La Vida epifita, amor e intriga con tensión

 La historia de España, una historia de zorros y de gallinas

 Del cortijo catalán al manicomio andaluz, pasando por la España arruinada

 Respuestas a todos nuestros problemas… para el que las quiera

El periodo de entreguerras ejerce un magnetismo especial tanto sobre la literatura como sobre la reflexión política. Nuestro mundo sigue siendo en buena medida tributario del orden de cosas surgido de la victoria aliada en 1945, y cuanto más tiempo pasa más interés despiertan las características, tensiones y esperanzas de la sociedad anterior a la invasión de Polonia: nos cuesta imaginar cómo se vivieron aquellos años en los que cuanto sucedió después, y que ahora nos parece ineluctable, no lo era.

Para suplir esa carencia están, amén de los historiadores, los novelistas, y Javier Ruiz Portella, editor y escritor vocacional, tras varios ensayos de incisivo ojo crítico sobre la realidad, se estrena como autor de ficción mirando justo a ese pasado. El escritor que mató a Hitler (Áltera) nos recuerda que hubo un tiempo en que la terrible conflagración que estalló en 1939 pudo haberse evitado. De hecho la trama consiste en el intento de evitarla de una forma remota: evitando el ascenso nazi al poder por medio de unas cartas sobre los orígenes familiares del Führer que pueden desacreditar al partido cuando ya su victoria electoral parece inevitable.

Toda esa historia la escribe un personaje, Alexander von Hunterbrand, huido del fracasado intento de asesinato de Adolf Hitler el 20 de julio de 1944. Evoca cuando, trece años antes, conoció a una pintora rusa huida del bolchevismo, Tamara Kolakovna, y vivió con ella años de amor e intriga persiguiendo por el mundo esos papeles salvadores. El manuscrito, intensamente poético y trepidante de acción a partes iguales, y donde Von Hunterbrand deja para la posteridad sus recuerdos, acaba perdiéndose. Hasta que, tras una vida buscándolo, lo encuentra su nieta... en España y en el año 2048.

Al introducir esa época, Ruiz Portella desata asimismo su vis cómica. Dibuja para nuestro futuro una vida plagada de observancias orwellianas, con tiempos establecidos de pasar el aspirador para los hombres, interfollódromos para la expansión que la palabra indica, natalidad cero, publicidad de visionado obligatorio y una España cuyo nombre oficial es CINAM (Confederación Ibérica de Nacionalidades y Multiculturalidades): un escenario de pesadilla por la masificación y la insalubridad urbanas, el control de la vida privada y la sumisión a lo políticamente correcto, en el que la mujer, Ilona, y Julio Alberto, su partícipe afectivo-sexual (en la Neolengua no hay cabida para "esposos" ni "amantes"), viven, a modo de rebeldía, un romance como el de más de un siglo atrás. Y, al mismo tiempo, descubren las andanzas de Alexander cuando quería cambiar el mundo.

Y pretendía lograrlo de dos maneras. Una, la antedicha, impidiendo que Hitler gobernase. Otra, la más importante, integrándose en un movimiento que no es ficción, que existió realmente en la Alemania del primer tercio del siglo XX. A saber, la "revolución conservadora", donde se encuadraron escritores como Ernst Jünger o el primer Thomas Mann, filósofos como Martin Heidegger, juristas como Edgar Jung (asesinado en la Noche de los Cuchillos Largos de 1934) o Carl Schmitt, economistas como Werner Sombart, etc. Una corriente que se oponía por igual al comunismo y al capitalismo, pero que abominaba también de la demagogia y la política de masas características del fascismo o del nazismo.

Elitista y comunitarista, europeísta frente al creciente poderío norteamericano, adversaria frontal del materialismo y defensora de las patrias y de los pueblos frente a los poderes anónimos y ocultos (los cuales hacen también su aparición en El escritor que mató a Hitler), la revolución conservadora alemana fue barrida del mapa por los nazis primero y los aliados después. Ruiz Portella ha concebido esta obra también como un homenaje a aquellos pensadores, recogiendo sintética pero nítidamente su visión del mundo, tradicional –que no "reaccionaria", insiste el protagonista- y basada en la implicación personal con las cosas y las personas. Esto es, en el arraigo y en el amor, proscritos en ese ficticio (pero no tanto) año 2048 al que no deberíamos seguir dirigiéndonos.

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

ÚLTIMA HORA

Titulares

Ocio

Viajes

Gastronomía

Salud

Libros

PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore