Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
Ir a la portada       España       Mundo       Economía       Motor       Medios       Deportes separador     Blogs       Reportajes separador Ir a Chismógrafo
   Galería de fotos · Hemeroteca · RSS · El tiempo · Traductor
  Buscar  
Síguenos Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
26 mayo 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
INICIO -- MEDIOS
EL DÍA DESPUÉS

La huelga de "El País" afila los cuchillos en Prisa con un análisis

Éxito de la directiva para unos. Triunfo de los trabajadores para otros. Y mal presentimiento de los duros tiempos que van a venir en la prensa y en el grupo polanquista en cuestión.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
¿QUIÉN VENCIÓ?
La estrategia de Cebrián para capear la huelga ha sido presentada como un éxito frente al comité de empresa. Pero no todo parece haber sido así.
La estrategia de Cebrián para capear la huelga ha sido presentada como un éxito frente al comité de empresa. Pero no todo parece haber sido así.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 Éxito de la huelga en "El País" con un diario sin ediciones locales

 Un "histórico" de "El País" destapa la maniobra directiva contra la redacción

Un día después de la huelga decretada por la plantilla de El País, las valoraciones sobre el conflicto laboral desencadenado en el diario de Prisa son tan dispares como las versiones acerca de la situación en dicho rotativo.

De un lado, los directivos han vendido que la huelga ha sido un fracaso al haber conseguido poner en los quioscos los ejemplares correspondientes a los días de huelga. De hecho, se ha asegurado que se tiraron 800.000 ejemplares, llegando a más de 30.000 puntos de distribución. Incluso se ha incidido en que el sábado, primer día en que el parón afectaba a la producción del diario, éste fue nutrido con exclusivas.

Por otro lado, la versión de los huelguistas no es tan triunfalista para la empresa. Y es que se recuerda que el objetivo no era tanto parar la presencia de El País en los quioscos como alertar sobre la situación que se vive en el diario. No obstante, fuentes cercanas al Comité de Empresa señalan a El Semanal Digital que se lograron una parte sustancial de los objetivos: conseguir poner sobre la mesa las reivindicaciones y dar un aviso a la dirección y a la empresa. Lo cierto es que la huelga de El País ha estado presente en numerosos medios y que el producto colocado en los quioscos poco tenía que ver con el habitual de Prisa: los ejemplares fueron adelgazados y las informaciones no se firmaron. En última instancia, ha puesto de relieve que la situación en El País no es tan idílica como se pretendía.

Además, como efecto colateral bastante llamativo, no ha pasado desapercibida la columna publicada por el presidente de la Asociación de Periodistas de Madrid, Fernando González Urbaneja, en un medio digital. En ella comenzaba con una declaración de intenciones ("Nunca me han gustado las huelgas de periódicos") y la tildaba de "huelga fallida" ante unos "criterios de gestión razonables", en referencia a la segregación de una cincuentena de empleados de publicidad del diario para su colocación en otra empresa publicitaria de Prisa.

El artículo de Urbaneja ha caído como una bomba en la redacción de El País y en ámbitos sindicales periodísticos al tildar de "privilegios salariales" las tablas publicadas la semana pasada por la dirección del periódico en una noticia con firma colectiva. Medida, por cierto, que fue criticada por algún "histórico" como Enric González, que apuntó como fruto de una "casualidad" el que se hubieran olvidado de publicar las tablas salariales de la directiva.

Sin duda, el párrafo final del texto de Urbaneja proporcionaba un análisis de la actual situación de dicho periódico: "La raíz de la huelga se explica y entiende mal, su fracaso peor aún, y la inflexibilidad de la empresa para gestionar el conflicto pone de relieve que algo huele raro en esa casa. Queda claro que el editor manda y domina, pero también que aguas abajo el entusiasmo es limitado y el dialogo deficiente. ¿Casa esa realidad con las posiciones de la línea editorial del medio tan propenso a dar consejos a los demás?"

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
ÚLTIMA HORA+ TITULARES
LO MÁS VISTO+ TITULARES
1. El gurú independentista Sala i Martin sale trasquilado por un tuit miserable de París
2. Un video de "Le Monde" da idea de la angustia de Griezmann por su hermana
3. El gorro del director de La Sexta causa furor en una noche de infarto televisivo
4. El abandono de menores de Cayetano Rivera le amarga la luna de miel
5. Los Contreras hacen caja a costa de deslucir la boda de Cayetano Rivera
6. Tres españoles más en la lista de fallecidos de los atentados de París
7. Piqué mete en un aprieto a la grada del Rico Pérez y obra el milagro
8. Pérez-Reverte pone el dedo en la llaga de la cobardía europea
9. España también paga el zarpazo terrorista en París con una víctima
10. La polémica revolotea en torno al ansiado testamento de Lina Morgan
PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore