Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
Ir a la portada       España       Mundo       Economía       Motor       Medios       Deportes separador     Blogs       Reportajes separador Ir a Chismógrafo
   Galería de fotos · Hemeroteca · RSS · El tiempo · Traductor
  Buscar  
Síguenos Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
24 julio 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
INICIO -- MUNDO
LAS MEMORIAS MÁS ESPERADAS

Cherie Blair cuenta por qué se quedó embarazada en el castillo

En su autobiografía, la ex primera dama da toda suerte de detalles muy íntimos sobre su vida sexual, su cuarto embarazo, un aborto y cómo fue utilizado con fines políticos por Tony Blair.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
LA PRÓXIMA SEMANA
Amigos y enemigos esperan con sentimientos encontrados el lanzamiento del libro de Cherie en el que se habla mucho de su relación con los Brown, sus vecinos.
Amigos y enemigos esperan con sentimientos encontrados el lanzamiento del libro de Cherie en el que se habla mucho de su relación con los Brown, sus vecinos.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 Berlusconi ya tiene a la ministra más "caliente" y sexy del mundo

Leo Blair, el menor de los hijos del ex primer ministro británico Tony Blair y la antigua primera dama Chery Blair, puede presumir de haber sido concebido nada menos que en el castillo de verano de la reina Isabel II, en septiembre de 1999. Así lo confiesa su propia madre en su autobiografía Speaking for myself (Hablando de mi misma) en la que revela además que el aborto que sufrió en 2002 fue utilizado por el ex primer ministro y sus asesores para proteger la estrategia que el Gobierno británico mantenía en torno a una posterior invasión de Irak.

Dejó "la píldora" en Downing Street

En su libro, Chery Blair cuenta cómo, el fin de semana del 4 y el 5 de septiembre de 1999, ella y su marido fueron al castillo de Balmoral a pasar el fin de semana junto a Isabel II como era tradición. En aquel viaje, la esposa del ex primer ministro decidió no meter los anticonceptivos en la maleta por simple vergüenza, pues el año anterior el servicio de la Casa Real británica le había deshecho la maleta al completo, incluyendo su bolsa de aseo, por lo que consideró inapropiado que alguien viera un artículo tan íntimo como ese.

"Como es usual allí, hacía un frío que pela y entre una cosa y otra...", escribe Chery Blair sobre la noche en la que ella y Tony Blair concibieron a su cuarto hijo, Leo. Según cuenta, fue una prestigiosa asesora de imagen británica, Carole Caplin, la que le consiguió la prueba de embarazo que dio positivo y los siguientes en enterarse fueron, por este orden, Tony Blair, la familia de Chery Blair, Alastair Campbell, jefe del Gabinete de Comunicación del primer ministro; Anji Hunter, asesor personal de Blair; y Gordon Brown, actual primer ministro de Reino Unido.

En 2002 Chery Blair se volvió a quedar embarazada. "El embarazo de Leo había parecido un milagro, y ahí estaba yo, tres años más vieja", relata en el testimonio que publica The Times, que cuenta cómo reaccionó Tony Blair al conocer el quinto embarazo de su mujer: "No sé si quiero ser padre a los 50". En aquella ocasión, sólo sus hijos y la niñera de Leo fueron puestos al corriente del embarazo, asegura Chery Blair, que narra cómo se fue complicando aquel embarazo, con continuas molestías y visitas al ginecólogo para comprobar cómo se estaba desarrollando el feto.

Irak, tapado por un aborto

En una de aquellas visitas, el médico le estaba realizando un ecografía cuando se dio cuenta de que el feto había muerto. Aunque Chery no tenía intención de hacerlo público, su esposo y sus asesores decidieron hacerlo por razones políticas, asegura la mujer. El matrimonio planeaba irse de vacaciones a Francia y, cuando le contó al ex primer ministro el aborto que había sufrido, el aparato de comunicación de Downing Street se puso en marcha para minimizar el impacto del retraso del viaje, que podría ser tomado por los medios de comunicación como una primera acción en Irak.

Aunque se habían llevado a cabo conversaciones para el envío de tropas a Irak, Tony Blair no estaba interesado en que se destapara la estrategia que se iba a mantener o que se especulara en los medios sobre la misma. "Allí estaba yo, sangrando, y ellos discutiendo qué línea se iba a mantener ante la prensa", cuenta Chery Blair, que aún hoy guarda la ecografía que tomó el ginecólogo de su bebé no nato.

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
ÚLTIMA HORA+ TITULARES
LO MÁS VISTO+ TITULARES
1. El gurú independentista Sala i Martin sale trasquilado por un tuit miserable de París
2. Un video de "Le Monde" da idea de la angustia de Griezmann por su hermana
3. El gorro del director de La Sexta causa furor en una noche de infarto televisivo
4. El abandono de menores de Cayetano Rivera le amarga la luna de miel
5. Los Contreras hacen caja a costa de deslucir la boda de Cayetano Rivera
6. Tres españoles más en la lista de fallecidos de los atentados de París
7. Piqué mete en un aprieto a la grada del Rico Pérez y obra el milagro
8. Pérez-Reverte pone el dedo en la llaga de la cobardía europea
9. España también paga el zarpazo terrorista en París con una víctima
10. La polémica revolotea en torno al ansiado testamento de Lina Morgan
PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore