Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
19 junio 2018. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
       Chismógrafo       Ocio       Viajes       Salud       Libros       Estilo       Tecnología       Gastronomía Ir a la portada de El Semanal Digital
  Buscar   Suscríbete a la Newsletter del Chismógrafo
Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+
INICIO -- LIBROS
EL ENTORNO DE DON JUAN

Antiguas cartas de Luis María Anson avivan una vieja pugna política

Un reciente artículo del ex director de "ABC", duramente crítico con Gonzalo Fernández de la Mora, ha dado lugar a la publicación de las misivas que ambos se cruzaron en los años cincuenta.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
EX DIRECTOR DE ABC
Luis María Anson ha sido y es uno de los grandes defensores de la figura histórica de Don Juan.
Luis María Anson ha sido y es uno de los grandes defensores de la figura histórica de Don Juan.
EX MINISTRO DE OBRAS PÚBLICAS
Gonzalo Fernández de la Mora ha sido el intelectual más importante de la derecha tradicional en la segunda mitad del siglo XX, y político de larga y reconocida trayectoria.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 Andalucista y ex defensor del pueblo desnuda al "Zapatero feminista"

 Google ya sabe quién ganará la final del Mundial

 Nacionalismo y "blindaje", el pecado "secreto" de los liberales

 Caldwell, periodista multiculturalmente incorrecto, advierte de lo que nos espera

El pasado 19 de marzo, en un artículo en El Cultural de El Mundo, Luis María Anson afirmó que el Premio Mariano de Cavia ganado por Gonzalo Fernández de la Mora (1924-2002) en 1959 había causado "cierto escándalo en los medios literarios". Y le caracterizaba como "hombre de ambición incontenida" que "cerdeó durante un par de años, y traicionó finalmente a Don Juan".

La revista de pensamiento Razón Española, fundada por Fernández de la Mora en 1983, ha respondido a estas palabras en su último número (162, julio-agosto de 2010) reproduciendo algunas de las cartas que se cruzaron ambos en la época que ahora sale a colación.

La revista suele incluir en cada número fragmentos relevantes de la correspondencia de su fundador con destacadas personalidades, lo que contribuye a un interesante y revelador dibujo de la vida cultural española de más de medio siglo.

Pero son siempre personajes ya fallecidos. Sólo ahora y "con carácter excepcional" por la gravedad de los "improperios", se rompe la norma para reflejar lo que Anson pensaba de Fernández de la Mora justo en los años a los que ahora ha hecho referencia.

Elogios mutuos

"Quiero en primer lugar felicitarte por tu merecidísimo Mariano de Cavia", le dice Anson el 15 de marzo de 1960: "Mi felicitación es doblemente sincera puesto que me conviene mucho que pases de candidato a posible jurado, ya que esto me favorecerá si es que me presento en sucesivas convocatorias de los premios Cavia de ABC".

En los años anteriores, Anson había expresado también su aprecio personal y político por Fernández de la Mora: "Estoy encantado de saber que cuando te elegí como jefe y maestro no me equivocaba. Ni intelectual ni políticamente me has defraudado nunca" (septiembre de 1957); "Me parece magnífica... la idea de estar más en contacto contigo pues ya sabes que políticamente me considero a tus órdenes y eres la única persona que ha oído decir esto de mí, aparte del Rey" (octubre de 1958); "Ya sabes que considero fundamental tu opinión sobre las cosas que hago" (noviembre de 1958).

Fernández de la Mora se incorporó en 1956 al consejo privado de Don Juan, donde era uno de los más firmes partidarios de una monarquía tradicional, en el espíritu de la revista Acción Española. Por ello felicitó a Anson cuando éste publicó ese mismo año su primer libro, La monarquía, hoy, que fue la razón de su primer contacto: "Llevo 25 años leyendo y no he dado nunca tantos pasos para ponerme en relación con un autor. Creo que esto es una prueba del extraordinario e invencible interés que ha despertado en mí su libro... Debe ponerse en relación con cuantos en España se mueven en la línea del pensamiento tradicional. He hablado con muchos que son mis amigos y que no le conocen... Me gustaría serle útil", le decía Fernández de la Mora a Anson el 3 de enero de 1957.

Se distanciaron gravemente cuando Don Juan optó por la monarquía parlamentaria en detrimento de la tradicional, y por estrechar lazos con los grupos antifranquistas. En sus memorias (Río arriba, Premio Espejo de España 1995), Fernández de la Mora optó sin embargo por no ahondar en la herida y no mencionó su enfrentamiento con Anson.

Stalin en España

Como contribución a la "memoria histórica", encontramos además en este número de Razón Española tres aportaciones de calidad. Ángel Maestro, probablemente el mayor conocedor en España de los intríngulis del poder comunista en la antigua Unión Soviética y hoy en Rusia, China o Cuba, sigue el rastro a algunos de los agentes del PCUS que orientaron la actuación del PCE durante la Guerra Civil. Fernando Paz describe una realidad espantosa: el canibalismo en la URSS a causa de las sucesivas hambrunas causadas por los bolcheviques, sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial: hasta 1400 personas fueron detenidas por ese concepto en 1942, y trescientas ejecutadas. Por último, se reproduce el célebre texto de Gregorio Marañón, "Liberalismo y comunismo", escrito en diciembre de 1937 y que explica por qué tantos que habían traído la Segunda República huían espantados del Frente Popular que la había subsumido.

Dalmacio Negro escribe un artículo clave ("El ethos: religión y política") para comprender por qué no puede haber una ética civil sin base religiosa. Y Pedro Carlos González Cuevas aduce que el título del libro de José García Abad sobre José Luis Rodríguez Zapatero (El Maquiavelo de León) no es ajustado, pues desde una perspectiva profunda el presidente del Gobierno trabaja contra la estabilidad del Estado y la unidad de la nación, dos principios claves para el pensador florentino.

En otros artículos de Razón Española, que completan el número junto a la crónica política y la seccion de libros, José Utrera Molina critica la labor en el Ministerio de Defensa de Carme Chacón y del general José Julio Rodríguez, Aquilino Duque recomienda dos buenas novelas de espías, Ángel Rodríguez López denuncia la opacidad contable de los partidos políticos en España, Antonio Monroy destaca el impecable currículum franquista de Juan Antonio Samaranch, velado a su muerte, y Carlos Ruiz Miguel defiende la igualdad de todos los españoles ante la ley, violada cuando se quieren poner cortapisas a la acusación particular por prevaricación contra Baltasar Garzón.

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

ÚLTIMA HORA

Titulares

Ocio

Viajes

Gastronomía

Salud

Libros

PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore