Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
25 junio 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
       Chismógrafo       Ocio       Viajes       Salud       Libros       Estilo       Tecnología       Gastronomía Ir a la portada de El Semanal Digital
  Buscar   Suscríbete a la Newsletter del Chismógrafo
Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+
INICIO -- LIBROS
MILITARES POR ESPAÑA

África, la eterna herida de España que nunca cicatrizará

España ha estado presente en África desde antes de terminar la Reconquista. África es parte de su identidad, y siempre que se intenta negar se crea un problema nacional.

 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
Relacionado con:
HEROISMO OLVIDADO
Carlos Ruiz Lapresta, <i>España en África: Presencia militar en la segunda mitad del s. XX</i>. Prólogo – NotaBene de Adolfo Cano Ruiz. EAS Biblioteca Hoplon, Alicante, 2015. 212 p.. 16,00 €.
Carlos Ruiz Lapresta, España en África: Presencia militar en la segunda mitad del s. XX. Prólogo – NotaBene de Adolfo Cano Ruiz. EAS Biblioteca Hoplon, Alicante, 2015. 212 p.. 16,00 €.
EL LEÓN DEL RIF
Catalina Rodríguez Rodríguez, Raisuni, el rastro del león. La verdadera historia del Sultán de las Montañas. Almuzara, Granada, 2015. 256 p.. 19,95 €.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 Razones polémicas para entender a Montoro sin viajar a Chipre

 Todos los animales son iguales, menos en los paraísos del siglo XX

 Los "franquistas" que trajeron esta "democracia" y su memoria histórica

 Mario Farneti, el gran error de la ficción histórica en español

El coronel Carlos Ruiz Lapresta pertenece a ese grupo, no mínimo pero nunca predominante, de militares profesionales que además de formar para su tarea han adquirido una formación académica exterior. Y en su caso fue como licenciado en Historia. Militar e historiador en uno solo, Ruiz Lapresta ha trabajado en múltiples asuntos y nos ofrece ahora a través de EAS la que será sin duda su obra más significativa: un recorrido por la presencia reciente de España y sus Ejércitos en África.

Desde la Mauritania Tingitana en adelante, la suerte de las dos orillas del Estrecho ha estado unida; y siempre que España ha querido ser más que una simple colonia o potencia de cuarta fila, ha intentado estar presente en África y en sus destinos. Ese hecho se combina en la segunda mitad del siglo XX con el final, no especialmente deseado, de la colonización del siglo XIX, y con el cambio mundial de prioridades y fuerzas geopolíticas.

Carlos Ruiz Lapresta cuenta de un modo documentado, técnico y a la vez ameno, los distintos avatares de una España que soñó con volver a ser imperial, que defendió sus intereses coloniales y algunos más de paso, que luego y sin organización militar abandonó África sin necesidad más que política, y que conserva presencia en África una presencia no sólo con partes del territorio nacional sino con misiones exteriores de varios tipos y con un horizonte de intervención que variará con el paso de la historia pero que no va a desaparecer.

España es también africana. Lo era al acabar la Guerra Civil, cuando conservó el pequeño imperio africano formado por los territorios del Golfo de Guinea, el Sahara Español – Río de Oro, las dos zonas de protectorado en Marruecos (Norte con capital en Tetuán y Sur en Cabo Juby – Villa Bens, el territorio de soberanía en ifni y por supuesto las dos ciudades españolas de Ceuta (1415-1640) y de melilla (1497), con las islas y posesiones soberanas anejas. Más africano aún que España era su ejército como nos lo describe Ruiz Lapresta, porque en la primera mitad del siglo la gran empresa militar había sido el control del Protectorado contra las sucesivas rebeliones y porque en la Guerra Civil había habido una crucial participación de los "africanos" .

Pero no quedó ahí la cosa. La ocupación temporal de la Ciudad Internacional de Tánger pudo ser el punto de partida de las Reivindicaciones de España (no lo olvidemos, libro escrito en 1940 y publicado en 1941 previos recortes, por José M. de Areilza y Fernando M. Castiella, con significativo prólogo de Alfonso García Valdecasas) y quedó sólo en fin en a sí misma. La España que muy a su pesar asumió en 1956 el abandono de la Zona Norte del Protectorado ante la recuperación de soberanía por el sultán se adaptó con dificultades a la disolución del ejército allí presente; pero dos años después defendió inesperadamente y con muy pobres medios –los del Ejército de entonces- Sifi Ifni y Cabo Juby de los ataques nacionalistas marroquíes.

En el libro vemos la tentación, similar a la de Salazar en Portugal, de no seguir el hilo descolonizador de Francia y Gran Bretaña, impuesto por los intereses de la ONU, y de conservar una España africana tanto en Guinea como en Ifni y el Sahara. Militarmente se hicieron grandes cosas con medios insuficientes y el sueño era más que posible. Si no ha sido real ha sido por política, que no por capacidad de los militares. Y esa capacidad, ante sucesos menos que esperados, bien se demostró en 2002 en Perejil.

Finalmente, además del relato de ese recorrido, en el libro encontramos el trazo paralelo de cómo África ha marcado y marca a los Ejércitos de España, hasta ahora cuando prácticamente no quedan ya "africanos", ni siquiera del Sahara, en activo. Se cumplen ahora 40 años del abandono desleal e innecesario del Sahara, que el entonces Príncipe explicará en esta vida o en otra. Pero en el conjunto vemos emerger un protagonista, que es el Ejército, con su temple y su estilo, también con su pobreza. España no puede dejar de ser África ni si lo quisiese. Y menos aún su ejército, que aquí vemos retratado para todos los públicos.

Un enemigo legendario de España en África

Almuzara nos da, al mismo tiempo, la foto de uno de los hombres que justificó y legitimó la "africanización" de nuestro ejército o si se quiere forzó a nuestros soldados a empeñarse en el control del duro Rif. El reparto de África en general y el de Marruecos en particular no fueron generosos con España; en el Norte de Marruecos nos correspondió lo que nadie más quiso o más bien lo que todos preferían ver en manos de una potencia no mayor, como aquella España. Y sin embargo, nuestros soldados vieron en el control efectivo de aquello una razón de ser y de prestigio.

Catalina Rodríguez nos da aquí la biografía de uno de nuestros enemigos legendarios, el noble El Raisuni que no se sometió nunca ni a la soberanía de Rabat ni a la española, y que quiso conservar su parte de Rif como sus antepasados la tuvieron. Nos muestra más un guerrero tradicional, de casta, que un nacionalista moderno, cosa que nunca fue. Le tocó eso sí luchar con medios modernos y en un contexto moderno, el anterior a Annual. Y en esta biografía no vemos a alguien que odie a España sino a un señor que no entiende qué quieren los políticos españoles pero que es perfectamente capaz de entenderse en lo concreto con políticos y militares españoles.

El Raisuni fue vencido y su Yebala desapareció, es verdad; peor no es claro que esa victoria y esa modernización del Norte de Marruecos fuesen completamente en beneficio de España, que encuentra más dificultades en un Marruecos ideologizado y modernizado que en el viejo Rif que fue. Y en esa batalla se ha forjado también, para bien o mal, una parte de nuestra identidad actual.

Pascual Tamburri Bariain



IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

Redes SocialesSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter

ÚLTIMA HORA

Titulares

Ocio

Viajes

Gastronomía

Salud

Libros

PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore